Qué hacer y qué NO hacer cuando se revienta una llanta


Por Cristina Gonzalez




En Factor Vial anhelamos que jamás les pase la escalofriante situación de que se les ponche una llanta en pleno viaje y menos si sucediera en carretera o autopista. Lamentablemente, muchos conductores no reaccionaron oportunamente y salieron muy lastimados o perdieron la vida. Por lo tanto, debemos ser muy precavidos no solo al conducir sino tiempo antes al darle mantenimiento al vehículo.


Sigue leyendo por favor, para que al menos en teoría sepas cómo actuar ante esta pesadilla de la conducción.




Prevención

Previo a las recomendaciones sobre qué hacer cuando se revienta una llanta en circulación, habrá que hacer un ejercicio autocrítico y revisar nuestros neumáticos. Con esta inspección inicial, reducimos al 20% las probabilidades de que nos fallen las llantas. Si notamos que alguna ya está lisa, su dibujo está al mínimo, tiene algún golpe, bola, grietas o presión incorrecta (mucho o poco aire), todas son señales de que algo anda mal y citando a la Ley de Murphy, “si algo puede pasar, pasará”, así que si tus neumáticos pueden fallar… fallarán. Por lo que no te ayudarán a frenar, a  evadir algún obstáculo o  absorber las irregularidades del camino hasta que finalmente se desinflen o estallen.

 

Las causas

Son muchas las cosas que provocan que una llanta explote además del desgaste o mal estado. A veces, pero en bajo porcentaje, un neumático puede explotar por un defecto de fabricación o porque un objeto puntiagudo como un clavo o un tornillo lo atraviese. Por otro lado, la intemperie a veces también juega en contra, es decir, el sol, la lluvia y la nieve afectan si no sabemos adaptar nuestro manejo al entorno.


 

Qué NO hacer

Evita frenar de golpe.  Si algún día te llegase a pasar este episodio de terror, por lo que más quieras NO vayas a pisar el freno de golpe.  Pisar el pedal de freno con todo tu ser es cavar tu tumba y más al circular alta velocidad. Por supuesto, no se trata de no detenerse nunca, sino que te estamos explicando que al frenar de golpe bloquearías las ruedas y te pondrías a girar dando trompos violetos que te pueden lastimar e incluso volcarte. El freno debes pisarlo de manera suave y progresiva mientras controlas el coche.


 

 

Lo que SÍ debes hacer

Imagen que contiene automóvil, exterior, hombre, vehículo

Descripción generada automáticamente Lo que sí debes hacer es agarrar con… fuerza el volante y conservar tu posición en el carril. En función de la velocidad y de la posición del neumático reventado sentirás un jalón el cual hay que compensar guiando el vehículo hacia donde deseamos y enseguida a una zona segura. Claro está, en este trayecto que dura unos cuantos y eternos segundos, debes ir viendo lo que sucede alrededor para evitar mayores daños a personas, animales y objetos.

Es obvio que la situación es difícil no es imposible de solventar, sí se puede. Insistimos, lo que debemos hacer es sujetar de manera firme el volante con ambas manos para lograr llevar el auto en línea recta mientras vamos pisando suavemente el freno.

 

Utiliza los recursos del auto

Una vez que ya se tenga el control total del vehículo y la velocidad la hallamos reducido considerablemente como para estar tranquilos, debemos encender las luces de emergencia del coche para alertar a los demás conductores.  El freno de mano también puede ayudar mucho siempre y cuando se maneje de manera consiente porque de lo contrario puede ser fatal causando una volcadura. Por último, destacamos que si el auto en cuestión es de caja manual podríamos ‘frenar con motor’ al usar los cambios que están en nuestras propias manos para ir deteniendo el vehículo de manera más rápida y efectiva.

 

 

Como conclusión, ¿por qué revientan los neumáticos?



Los problemas que se presentan en los neumáticos suelen ocurrir por daños en las llantas o el vehículo o por defectos en las unas o el otro. Los daños pueden ser el resultado de mantenimiento insuficiente o de demasiado desgaste. Entre las causas más comunes de los problemas con los neumáticos hay que citar:

·    Errores en la fabricación y diseño de los neumáticos

·    No advertir de la necesidad de retirar las llantas viejas de servicio

·    Llantas demasiado infladas

·    Reparaciones defectuosas

·    Mantenimiento negligente

·   Exceso de carga en el vehículo



Imagen que contiene automóvil, suelo, exterior, carretera

Descripción generada automáticamente Algunas llantas se revientan por defectos de fábrica o por circunstancias imprevistas. Pero muchas lo hacen porque el dueño de la empresa de transporte o el chofer no ha atendido, reparado o repuesto los neumáticos como es debido. Algunas empresas de transporte por carretera pudieran no dar mantenimiento a sus vehículos para ahorrarse unos cuantos pesos y así disminuir costos.

 

Muchas partes pudieran compartir la responsabilidad por un accidente. El neumático pudo haberse reventado por algún defecto de fábrica, pero el accidente en sí puede haber obedecido a la conducta temeraria del chofer, o alguna circunstancia en la carretera.

 

 

Powered by Froala Editor



Publicaciones Recientes


Card image cap

Hyundai Motor Group lanzará en Europa NV

2020-11-13 10:42:54
Factor Vehículo
Card image cap

Reforma Constitucional en materia de mov

2020-10-13 17:03:53
Empresas que salvan vidas
Card image cap

Honda celebra la seguridad vial

2020-10-06 18:10:26
Empresas que salvan vidas