Tecnología y gadgets en los vehículos, ¿ayuda o distracción?


Por: Jorge Alberto Córdoba de la O.


En la actualidad los vehículos ya cuentan con equipamiento tecnológico o se han desarrollado gadgets para hacer la conducción más versátil o cómoda. Estos equipamientos van desde la tecnología bluetooth hasta los modernos asistentes de  conducción. Como ejemplos tenemos: dashcam (cámara de reversa), control de presión en llantas, punto de acceso Wi-Fi, rastreador vía satélite, conectividad por comandos de voz, entre otros.

 

Cuando hablamos de equipamiento tecnológico en los vehículos, muchos lo asocian con estatus social, pero, no queremos hacer notar esta condición de las personas por el vehículo que poseen. Queremos enfocarnos a la seguridad vial, los peritos de Cesvi México recomiendan a los conductores cuyos autos cuentan con mayor equipamiento tecnológico que lo utilicen de manera responsable, es decir, que los sistemas les ayuden a mejorar su forma de conducir sin que ellos sean motivo de distracción.

 

Sea que el equipamiento tecnológico haya sido instalado por el fabricante o el usuario lo adapte, lo recomendable es que conductor conozca los riesgos y el peligro asociado al uso de cada uno de ellos y que los elimine o minimice.  A continuación, se describen algunos de los usos de estos equipamientos para ayudar a la conducción y el riesgo o distracción que pudieran provocar.

 

Manos libres: El objetivo, es que el conductor no descuide la sujeción del volante con ambas manos mediante la técnica de las 9 y 3, o 9:15, mientras contesta una llamada pero, este sistema pudiera ser un distractor de tipo cognitivo, quiere decir, que, si el conductor se distrae en una plática podría perder su atención en el camino, mientras se imagina el escenario de la conversación, recuerde los conductores no pueden ser multitarea.

 

 

GPS: Hay vehículos que cuentan con pantalla en el tablero, para que en ella vean la ruta trazada a su destino, para llegar por la ruta menos congestionada o simplemente para saber la ruta a seguir pero, conforme se implementan estos sistemas, surgen riesgos como programar la ruta en el GPS cuando ya se ha iniciado la marcha, lo recomendable es trazar la ruta antes de iniciar el recorrido y evitar programar mientras se conduce, recuerde que, si esto se realiza por tan sólo dos segundos, por ejemplo, circulando a 50 km/h, se pierde la concentración del camino durante casi 30 metros, lo que podría provocar una eventualidad.